Eva

La revista Redes publicará otro relato mío. Llevaba mucho tiempo sin escribir y siempre es una pequeña alegría.

DE PADRES A HIJOS

Johannes se torció el tobillo aquella tarde, pero no le dolía tanto como haber perdido el partido. En el camino hacia la sala de urgencias no paraba de quejarse amargamente del resultado sin emitir ni un sonido de dolor, mientras sus padres, en la parte delantera, se intercambiaban miradas de complicidad al comprender que su hijo era un auténtico ganador. Al menos, pensaban, no era el típico niño quejica y llorón.

Su madre fue la que lo acompañó a la consulta del doctor, tras esperar unos minutos a que le atendieran en un lugar abarrotado de enfermos, más propenso a generar enfermedades que a curarlas. Una vez dentro Johannes tuvo que retirarse el vendaje y el hielo que le habían aplicado en el campo, para descubrir aquella herida de metal.

Los androides AS500 no tenían la capacidad de regenerar tejidos y debían de acudir a un médico como cualquier otro ser humano. A Johannes no le importaba pero a sus padres empezaba a molestarles, ya que se habían producido algunos altercados entre androides y humanos y aquel barrio se estaba volviendo ciertamente inseguro.

Su padre le dio un abrazo cuando salió con la pierna vendada y recibió con alivio las noticias de que estaría curado aquella misma tarde. Sin embargo algo comenzó a ir mal justo antes de salir de la clínica. Un humano había empujado sin darse cuenta a un androide en la ventanilla de información y una simple discusión se había convertido en una pelea que acabó con el cristal de la entrada roto al precipitarse los dos bravucones a través de él. Algunos trozos se clavaron en la cara de los padres de Johannes, que cayeron tumbados en la acera, y este observó que un líquido rojo bañaba sus mejillas. Alargó su mano para tocarlo, era cálido, y tras llevarlo a sus labios comprobó que tenía un sabor metálico y empalagoso. En el interior no eran tan distintos como creían, aunque sí mucho más vulnerables en su constitución. Comprobó que sus cuerpos comenzaban a perder calor y sin dudarlo dio aquel tema por zanjado. Tenía una vida por delante.

Corrió hacia una pareja que analizó como la mejor opción en aquel momento y los tomó como nuevos padres. Al fin y al cabo el amor no debe ser trivial, aunque se aseguró de morder las muñecas para comprobar que estos si le durarían más tiempo.

Anuncios

~ por administrador en 29 noviembre 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: