Cuando el destino nos alcance

Hoy me llamaron de la Cadena SER para una final semanal del concurso de microrrelatos. Competía con otros dos, elegidos entre casi 1.000 relatos. El jurado fue determinante en el desempate final, pero lo peor ha sido relacionar al relato ganador con la película Cuando el destino nos alcance (Soylent green, 1973. Richard Fleischer), uno de mis títulos preferidos de ciencia-ficción. Bueno, al menos el participante y yo compartimos afición por el género macabro. Mi relato fue este:

La muerte en Benidorm

Este gordo ocupa mucho lugar, podría hacer que le golpearan, pero prefiero perdonarle la vida, como a la señora del perrito, tan feo como ella. Miro al otro lado de la calle y cruzo lentamente. Espero que hoy me dejen descansar en la playa. Es verano y el sol calienta el asfalto, noto el calor bajo las suelas de mis sandalias. He pasado por este lugar cientos de veces, pero hoy un camión no frena, me atraviesa y se empotra en el paseo marítimo. Ya está, hay días en que el trabajo se vuelve rutinario, tedioso. Esto no son vacaciones.

Anuncios

~ por administrador en 5 mayo 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: