Amanece, que no es poco

 Me he llevado una sorpresa al ver que mi relatillo “Inspiración” va a ser publicado como seleccionado (no premiado) en el libro “Camino de la Lengua Castellana II”, correspondiente al concurso de relatos hiperbreves sobre esa ruta literaria que une varias ciudades de España. Este es mi relato:

Es temprano, pero ya se oyen los pasos de los primeros visitantes en el empedrado. Dejo que el sol bañe mi cara, que despierte mis ojos soñolientos en este frío amanecer y sintiendo su cálida caricia me acomodo en el banco. Tras mi despido, la ciudad se muestra distinta, más cercana, he aprendido a sentir su esencia en los pequeños detalles y lleno el vacío de cada día atravesando las calles de una infancia muy cercana y, a la vez, tan alejada en el tiempo… Hoy encuentro descanso frente a la casa donde nació Cervantes, allí alguien ha dejado olvidado un cuaderno sobre un banco. Miro a mi alrededor pero la calle está inexplicablemente desierta, lo tomo extrañado entre mis manos. Es del tamaño de un folio, encuadernado con anillas y sus tapas son de cartón negro, sin nombre comercial, parece recién comprado. Lo abro con gesto pausado, pienso que si el dueño aparece ahora de forma inesperada mientras curioseo puedo decirle que busco alguna seña personal para devolvérselo. Únicamente hay una palabra en la primera página, escrita con trazo irregular… De repente, en la ventana del primer piso de la casa una figura llama mi atención, me mira y sonríe, es solo el reflejo de un sueño olvidado que ha quedado atrapado entre sus paredes y se desvanece sin ni siquiera poder identificar su rostro. Sin apenas darme cuenta me encuentro sentado entre la multitud que ha aparecido de la nada y llena la calle. Una pareja se detiene frente a mí y me preguntan “¿Podría ayudarnos, por favor, acaba aquí el Camino de la Lengua?”. Mi contestación no les deja indiferentes “Puede que ese camino no tenga fin, puede que incluso para ustedes comience en este lugar, en este mismo instante”. Me alejo hacia un lugar más tranquilo con el cuaderno bajo el brazo repitiéndome que, al menos para mí, así ha sido.

Anuncios

~ por administrador en 26 abril 2011.

2 comentarios to “Amanece, que no es poco”

  1. Precioso Alex, de verdad.
    Un abrazo.

  2. Gracias Amparo, a ver si me envían algún ejemplar del libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: