El diablo sobre ruedas (1971)

Desde hace tiempo el intermitente se ha convertido en un objeto inútil en el coche, realmente no sé porqué los fabricantes se empeñan en incorporarlo de serie cuando debería ser algo opcional dado el nulo uso que se hace de el. Luego nos quejaremos de la pérdida de valores de la juventud cuando los que conducen, que ya son mayorcitos de edad, son incapaces de indicar con un leve movimiento de mano hacia donde van a girar o desplazarse, como si eso los situara un escalón por debajo de los demás, como si se sometieran a algún tipo de humillación que los colocará en un peldaño inferior de la escala social. Sencillamente no lo entiendo, debería ser sancionado con más dureza, y no es que represente solo un gesto de mala educación, es que no utilizarlo pone en peligro al resto de conductores. Por ello levanto aquí mi mazo y llamo al “tío de la vara” para acabar con estos tipejos que no usan el intermitente más que cuando van a realizar algún movimiento que, además, está prohibido. Demos ejemplo a los conductores que vienen detrás, hagamos un conducción “sostenible”.

A estos mentecatos añado una larga lista con otros individuos:

  • El que adelanta por la derecha en un atasco: ¡vamos a ver merluzo, si atascas más, espera tu turno!
  • El que te da las luces en la autopista: ¡gracias por deslumbrar, lumbreras!
  • El que se pega para adelantar: ¡no quiero nada contigo!
  • El que saca la mano para adelantar: ¡no te conozco, no me saludes!
  • El que aparca en los aparcamientos subterráneos en los espacios justo al lado de las puertas: ¡ni el intermitente ni las piernas, no sé para que las llevas!
  • El que ocupa dos plazas de aparcamiento: ¡ansia viva, solidario!
  • El que se salta el semáforo en rojo en aquellos que son de pulsador: ¡tu marcas el nuevo código de circulación, muy bien!
  • Los que aparcan en doble fila colapsando la calle donde tengo la entrada a mi garaje cuando hay sitios libres a menos de 20 metros para aparcar: ¡$%¿?&%!”””&%&%!

Si de verdad queremos ser agresivos, pongamos una protección a los coches como las que llevan los coches de choque y ataquémonos de verdad, destrocémonos.

Nota final: La película El diablo sobre ruedas (Duel. Steven Spielberg, 1971) fue producida para televisión, un medio en el que Steven Spielberg trabajó en sus inicios (rodó uno de los primeros episodios de Colombo). En ella, un misterioso camión acosa en la carretera a un desconcertado conductor.

Anuncios

~ por administrador en 23 octubre 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: