Historias de la radio

Este premio recibido me ha hecho recordar mis dos microrrelatos que el año pasado leyeron en el programa La Ventana de Verano, en la Cadena Ser. Los dejo aquí.

La luna (24/07/2009)
Caminábamos por la superficie dando largos saltos, desprendiendo levemente a cada paso una pequeña cantidad de polvo. Ese polvo que se pega a tu cuerpo y del que cuesta tanto desprenderse, como ocurre con un mal recuerdo. Durante nuestro paseo vimos los restos de varias de las sondas que se enviaron durante la carrera espacial. Yacían como los cascos de barcos hundidos sobre el lecho de un antiguo mar, ahora completamente seco. Le expliqué a la periodista que me acompañaba que nunca las retiraríamos, que serían el recuerdo para futuras generaciones del esfuerzo y capacidad de superación del ser humano. Me preguntó qué es lo que más echaba de menos de Madrid. Le contesté que las cañas, los amigos, la familia. Me preguntó también si volvería. Mirando la Tierra con nostalgia le dije que posiblemente sí, pero que no lo sabía con certeza. Cuando acabó su entrevista le dije adiós agitando mi mano. Poco después giró la cámara hacia su rostro y despidió el programa: “Madrileños en la Luna”.

A la sombra (14/08/2009)
Sorteaban las dunas con agilidad, subiendo y bajando por ellas sin esfuerzo. Tras varias horas caminando en abrumadora soledad apenas miraban ya hacia donde se dirigían. No encontraban ningún consuelo en la desoladora línea del horizonte, que más que delimitar la tierra y el cielo los fundía en una abrasadora realidad. El sol nunca se ponía en aquel planeta y en poco tiempo formarían parte de él, serían borrados de la superficie como el perecedero rastro de sus huellas. Eran los dos únicos supervivientes de una fallida misión de exploración y habían asumido que no serían rescatados. Un sentimiento de esperanza les hubiera conducido a la desesperación y a la locura. En un vano gesto de dignidad habían decidido caminar. A veces se detenían un instante para, alternativamente, protegerse uno a la sombra del otro, como si este fuera su último deseo antes de morir y ser devorados por la arena.

Anuncios

~ por administrador en 20 mayo 2010.

2 comentarios to “Historias de la radio”

  1. Son formidables sjostrom, sobre todo “La luna”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: