La conversación

Los tentáculos del victimismo nacionalista se hicieron eco de una carta mía publicada por el diario El País (18/05/2009), ya que al día siguiente el diario Avui (19/05/2009) afirmaba en su sección de opinión:

“Les cartes dels lectors són un bon termòmetre per saber què es cou entre el públic madrileny i, des de fa dies, el que constaten és que la xiulada de la Copa del Rei ha deixat empremta. Fins i tot entre els fidels a la premsa progre. És el cas d’Alejandro Martínez Turégano, un madrileny a qui El País li publicava ahir una carta dedicada al Barça. Martínez Turégano es queixava que “un club que ha sabut desmarcar-se dels violents, de les crítiques als àrbitres i de l’especulació en el joc, no hagi pogut fer el mateix amb el catalanisme”. I, en aquest sentit, lamentava que el Barça no hagués fet una “condemna pública” dels xiulets. Una de dues. O és molt murri, o no ha entès res de res”.

Mi carta fue la siguiente:

Otra oportunidad perdida

Me declaro seguidor del Barcelona, pero a veces me cuesta ser seguidor del Barça. En esta  última final de la Copa del Rey me sentí identificado con la mirada de Keita, que dirigía hacia un lado y otro mientras sonaba el himno nacional, no entendiendo el que se abucheara el himno del país donde se celebraba el torneo. No me extraña, la situación debió ser surrealista para un observador objetivo. Un club que ha sabido desmarcarse de los violentos, de las críticas a los árbitros, de la especulación en el juego, no ha podido hacer lo mismo con el “catanalismo”. Un pequeño lastre que hace que el equipo no termine de ganar la simpatía y más seguidores en todo el territorio nacional. Se palpaba hoy en los medios de comunicación, aunque algunos eran claramente tendenciosos acerca de la situación creada en el momento en el que se entregaba la copa a Pujol, una celebración exacta a la que se vivió en la final de la última Eurocopa, con Casillas sujetando el trofeo en el punto más elevado que pudo encontrar, por encima de todos. Ahora que este club vuelve a ser un ejemplo para el mundo futbolístico (Es decir, para casi todo el mundo), creo que debería atreverse a dar el último paso que lo haga grande de verdad y no termine secuestrando la felicidad de todos sus seguidores por una excesiva pasión nacionalista. Una condena pública de esos abucheos hubiera sido para mí una victoria mayor que la que se pudo ver en el terreno de juego. Otra oportunidad perdida para demostrar que el deporte es, únicamente, deporte”.

Creo que el respeto a las instutuciones, como siempre he oído también ál presiente-portavoz de CIU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran i Lleida, debe primar a la hora de expresar una opinión. Lo contrario implica saltarse las reglas del juego y actuar a favor de una libertad mal entendida. Espero que en este dialogo nadie acabe como Harry Caul en La conversación (The conversation; Francis Ford Coppola, 1974)…

conversation

Nota final. La actuación de Gene Hackman en esta película fue reconocida por Radio Nacional Española, entregándole en el año 1975 el premio Sant Jordi de Cinematografía a la mejor interpretación en película extranjera.

Anuncios

~ por administrador en 12 octubre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: