El último viaje de Robert Rylands

Ayer acabé de leer Palomas rosas y murciélagos dorados, escrito por el naturalista Gerald Durrell (hermano del más conocido escritor Lawrence Durrell). El libro narra sus primeras expediciones a las islas Mascareñas, que comprenden Mauricio y otros islotes. Durante su vida viajó por todo el mundo en defensa de la naturaleza, publicando sus experiencias para recoger fondos. Realizó su primera expedición a Camerún, en aquel momento colonia británica (British Cameroon), que apareció en su primer libro, The Overloaded Ark (1953). De allí trajo a Europa el Angwantibo, un primate de treinta centímetros de hábitos nocturnos y solitarios. Este y muchos otros logros le permitieron ser nombrado Duque de Angwantibo del ficticio Reino de Redonda, una isla deshabitada de tres kilómetros cuadrados dependiente de Antigua y Barbuda, un país constituido por varias islas del Mar Caribe.

Por otra parte, Javier Marías es, desde 1997,  monarca del Reino de Redonda. El escritor Matthew Phipps Shiel fue coronado como primer rey en 1880, tras obtener el permiso de la Reina Victoria y gracias a que su padre había comprado la isla al gobierno británico. Le sucedieron los escritores John Gawsworth y Jon Wynne-Tyson. La adaptación de su novela Todas las almas por Elías Querejeta para la película El último viaje de Robert Rylands (Gracia Querejeta, 1996) fue duramente criticada por el escritor. Le preocupaba que no se mantuviera el espíritu original de la obra, al igual que a Durrell le preocupaba que los hábitats se alteraran.

Nota final. Mauricio fue el habitat del pájaro Dodo. Su extinción fue causada directamente por el hombre en el siglo XVII y fue elegido por Durrell como icono para su fundación Durrell Wildlife Conservation Trust, cuya misión es evitar la desaparición de especies del planeta. Medía hasta un metro de altura pero no podía volar. Lewis Carroll lo incluyó en Alicia en el País de las Maravillas, donde organizaba una carrera en la que todos ganaban, sirviéndose de ello para reprochar al sistema político del Reino Unido su falta de rigor. Javier Marías también muestra esta opinión crítica en sus columnas, aunque habitualmente suele ser más directo y no utilizar este tipo de metáforas.

Anuncios

~ por administrador en 30 septiembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: